• ampans@ampans.cat
  • 938 272 300

Més de 50 anys al costat de les persones amb discapacitat intel·lectual

11.01.2016

Una Red Humana a 40 metros de altura protagonizada por la gente de AMPANS cierra el 50 Aniversario de la entidad con La Fura dels Baus y el apoyo de los manresanos. Paralelamente, las escaleras de Crist Rei se llenan de botellas de cava decoradas por decenas de ciudadanos. Dos actos que formaran parte de la historia de AMPANS gracias al apoyo de la Obra Social "la Caixa"

ampansampans

 

Red, espectáculo, equipo, emoción, plasticidad, atrevimiento, agradecimiento, complicidad, calidez ... son los sentimientos y las sensaciones vividas en la celebración de los actos de cierre del 50 Aniversario de AMPANS.

Mientras la espectacular, sorprendente y emotiva Red Humana de AMPANS y La Fura dels Baus tomaba forma en la plaza Sant Domènec de Manresa con gran expectación, las escaleras de Crist Rei se llenaban de color con la recogida de botellas de cava decoradas por los ciudadanos bajo la organización de la antigua comisión de la "Ampolla i el Paper". Dos actos que pretendían ser una muestra de agradecimiento a los ciudadanos y voluntarios que han apoyado a la entidad a lo largo de sus 50 años de trabajo a favor de las personas con discapacidad intelectual, y se hicieron realidad gracias al apoyo de la Obra Social "la Caixa".

LA RED HUMANA

Bajo el lema "con apoyos y en red no hay límites, hay oportunidades" usuarios, trabajadores, familias, voluntarios, empresas que nos dan trabajo, colaboradores, donantes, y también personas que no tenían ninguna vinculación con el entidad pero que la quisieron conocer de cerca y participar de esta actividad, formaban la Red Humana de AMPANS y La Fura dels Baus.

Un total de 84 personas formaron parte del equipo pero no todos pudieron subir a la red. De hecho, esto también formaba parte del mensaje. Sólo 42 personas terminarían subiendo pero nadie sabía cuáles serían, hasta los primeros ensayos. Era exactamente un equipo. Todo el mundo era igual de importante y todo el mundo podía estar en el lugar del otro. Si a última hora alguien decidía no subir, lo haría otro en su lugar. Una muestra de generosidad y complicidad total de la gente del equipo.

Un acto de clausura que era todo un reto para la entidad; un trabajo previo de coordinación, preparación y ensayos durante un mes y medio con el equipo de la Fura dels Baus -especialmente con Raúl Vargas y Ágata Tantiñà-, Anigami, con Gerard Costa y Moha Azahari, claves para la seguridad de todo el montaje, y el personal y usuarios de AMPANS.

Entre los colaboradores de este acto final, cabe destacar la participación de Xàldiga y los tabalers que anunciaban con impacto el inicio del espectáculo con una batucada que procedía de Crist Rei y avanzaba por la calle Guimerà, cerrando el acto con fuegos artificiales, y la actuación en directo del grupo Puput acompañando magistralmente los movimientos coreográficos de la Red en pleno cielo.

Y no nos podemos olvidar del elemento fundamental de todo el dispositivo organizativo, sin el cual no se hubiera podido hacer la Red Humana de altura, una grúa de 5.000 toneladas de peso que levantó la red a más de 40 metros de altura, con la colaboración de Rubió Pubill. AMPANS, como decían los medios, sobrevoló Sant Domènec con un espectáculo de altura que fue posible gracias al apoyo de la Obra Social "la Caixa" que, además, participó con voluntarios en la red.

¿Qué decían los protagonistas?

Algunas de las emociones recogidas durante el evento han sido las de Meri Garcia y Àxel Moll, usuarios de los servicios de AMPANS. Meri, que trabaja en el restaurante Canonge que AMPANS tiene el centro de Manresa, explicaba que antes de subir se preguntaba si sería capaz, pero se le notaba en la cara que lo conseguiría. Al bajar explicaba que había perdido el miedo y que ya pensaba en ir a Port Aventura.

Àxel Moll, era otra de las personas protagonistas de la red. Trabaja en la sección de manipulados y, como la Meri, vive en un hogar de AMPANS. Àxel decía que no tenia nada de miedo y que cuando la grúa le iba subiendo arriba se sentía muy bien. "Mantener el equilibrio y hacer las figuras -confiesa- ha sido el más difícil".

La Red Humana se pudo ver por primera vez los Juegos paralímpicos de Londres donde personas con discapacidad fueron sus protagonistas. Como resultado de esa experiencia y tras la respuesta de las familias y de los propios protagonistas por haber hecho realidad un sueño impensable, La Fura dels Baus decidió poner su grano de arena para la inclusión social reproduciendo la Red Humana allí donde se lo piden. De hecho, cualquier persona puede ser el protagonista de este espectáculo suspendido a más de 40 metros de altura que embelesa y conmueve al público presente.

Ver el álbum de fotos

BOTELLAS DE CAVA DECORADAS LLENAN CRIST REI

La historia de la entidad, su trayectoria a lo largo de los 50 años, los cientos y cientos de personas que han colaborado en un momento u otro de su vida, tuvieron su recuerdo en la jornada de cierre del 50 aniversario de AMPANS con un emotivo y participado homenaje a los voluntarios de las campañas de la Ampolla y el Papel. El reto era el de llenar de botellas de cava decoradas las escalas de Crist Rei de Manresa. Decenas de ciudadanos participaron llevando su botella tuneada en una explosión de creatividad y solidaridad que transformó las escaleras de Cristo Rey en un mar de colores.

También se expusieron cientos de dibujos recibidos de escuelas y ciudadanos que se sumaron al acto de recuerdo de la "Ampolla i el Paper", y que se pueden ver en este álbum publicado por la entidad aquí.

El acto de recogida de botellas, promovido por los antiguos organizadores de las campañas de la "Ampolla i el paper", entre los cuales Xavier Jovés, contó con la implicación del Cercle Artístic de Manresa que organizó un taller de decoración en la misma plaza de Crist Rei.

También varios artistas del Bages se sumaron al homenaje a la entidad por su 50 Aniversario, con la decoración de botellas de cava, así como l'Associació de Pessebristes de Manresa, que hizo un pesebre dentro de una botella de cava. La recogida fue un éxito, sobre todo por su plasticidad y belleza, observada por cientos de ciudadanos que se paraban a mirar una a una las botellas de cava decoradas.

A las 6 y media de la tarde, con las escaleras llenas de botellas, se hizo una encendida de velas y la foto final de recuerdo. A continuación, una batucada de Xàldiga iniciaba desde Crist Rei el recorrido hacia Sant Domènec, instantes antes de la Red Humana que clausuraba la celebración de los 50 años de AMPANS.

Ver el álbum de fotos 

 

 

 

0 Comentaris

Encara no hi ha comentaris publicats. Sigues el primer en enviar-ne un.

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza cookies, tan pròpies com de tercers, per recopilar informació estadística sobre la navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Per a més informació consulti la nostra Política de privacitat.