• ampans@ampans.cat
  • 938 272 300

Més de 50 anys al costat de les persones amb discapacitat intel·lectual

08.10.2015

Manresa otorga la “Medalla al Mèrit Cívic” a Ampans, por sus 50 años a favor de las personas con discapacidad intelectual

b2ap3_thumbnail_b2ap3_thumbnail_Foto-36_20151008-093633_1.JPG

El Ayuntamiento de Manresa entrega a AMPANS la Medalla al Mèrit Cívic. El Ple de la Corporació del pasado mes de mayo aprobó, por unanimidad, otorgar esta distinción a AMPANS por sus 50 años de trayectoria a favor de las personas con discapacidad intelectual y por su excepcional tarea en beneficio de la ciudad. La voluntad del Ayuntamiento es reconocer el trabajo hecho y premiar aquello que se considera un mérito extraordinario por el impacto positivo que ha tenido en los propios usuarios y en sus familias durante el último medio siglo, así como en el entorno donde se ha desarrollado este trabajo.
El acto, presidido por el alcalde de Manresa, Valentí Junyent, contó con la participación de Mercè Rosich, teniente de alcalde d'Acció Social, Cooperació i Igualtat, que leyó el acuerdo de concesión de la medalla; Domènec Casasayas, presidente de la Fundació AMPANS; Sebastià Catllà, miembro del patronato de la Fundació Ampans; Janeta Camps, como representante de los trabajadores de la Fundación; y Luis Luján y Meri Fernández, que ejercieron de portavoces de los usuarios de AMPANS.

 

AMPANS, "un activo indiscutible de la ciudad"

El alcalde de Manresa, afirmó que Ampans es "activo indiscutible de la ciudad" y que, por eso, "como alcalde, os invito a seguir apostando por Manresa con los vuestros proyectos de futuro". Valentí Junyent valoró "el mérito" de aquella iniciativa de los padres y madres que, en el año 1965, pusieron en marcha Ampans, una entidad que ha contribuido a hacer de Manresa "una ciudad más solidaria, más justa y más inclusiva, es decir, una ciudad más humana y de todos". Valentí Junyent ha calificado esta Medalla al Mèrit Cívic a Ampans como de "especialmente bien merecida", por su compromiso "de garantizar el crecimiento personal y la inserción laboral" de los usuarios, y por su trabajo "para que se respeten sus derechos fundamentales".
Domènec Casasayas, presidente de la Fundació AMPANS, agradeció la concesión de la distinción dando gracias, a su vez, a las personas que han hecho posible que la Fundació siga, después de 50 años "con su misión de ayudar y ser útiles a las personas y familias de Manresa y Bages que necesiten el apoyo para sus hijos con discapacidad". El presidente hizo mención de los valores que aún hoy comparte la Fundació con la ciudad: "compromiso, respeto, amabilidad, profesionalidad, cualidad y responsabilidad".
También habló Sebastià Catllà, miembro del Patronat de la Fundació, que hizo un repaso de los 50 años de AMPANS desde su fundación "por un grupo de padres y madres que querían cambiar la vida de sus hijos". Destacó que, actualmente, AMPANS "es una de las organizaciones en el mundo que se valora con el modelo de excelencia europeo EFQM", y que lleva el nombre de Manresa "a las entidades europeas de su sector".
Catllà donó las cifras empresariales de la entidad: "más de 600 lugares de trabajo ocupados por personas procedentes en su mayoría de Manresa y del Bages, y más de 1.400 personas que están recibiendo apoyo para llevar a cabo sus propios proyectos de vida".
También agradeció la concesión de la medalla Janeta Camps, en representación de los trabajadores de la Fundació, que mencionó que "trabajando en Ampans sentimos que formamos parte de alguna cosa importante porqué percibimos que tenemos una gran responsabilidad".
El momento más emotivo llegó con la intervención de los dos representantes usuarios de AMPANS, Luis Luján y Meri Fernández, que dijeron que la Fundació "para todos nosotros es nuestra casa", donde encontraron "familia, compañeros y amigos", y donde "tenemos trabajo estable y una casa".
El acto se terminó con la intervención de la Capilla de Música de la Seu, dirigida por Mireia Subirana y con Montserrat LLadó en el teclado.

Ver álbum de fotos

 

Antecedentes

Ampans fue creada el año 1965 como una asociación sin ánimo de lucro por un grupo de padres y madres de la comarca del Bages que querían una vida mejor para sus hijos con discapacidad intelectual.
La primera escuela se abrió con dos alumnos en 1966 con el nombre de La Llum. Actualmente tiene 200 alumnos y da atención a niños con necesidades educativas especiales.
El taller ocupacional se inició en 1969 con un servicio de Artes Gráficas. El que ahora es el Centre Especial de Treball tiene, desde sus inicios, el objetivo de proporcionar a los usuarios una acción rehabilitadora integral a través de un programa de personalización y de una ocupación terapéutica que permite a estas personas alcanzar su máxima integración social.
Ampans impulsó también el servicio de Llars-Residència delante la necesidad de resolver la problemática planteada por las personas adultas con discapacidad intelectual, faltas de apoyo o con situaciones familiares de riesgo. En 1985 se inauguraron las primeras.
En 1987 empezó su actividad el Esplai Sant Rafael, que ofrecía actividades de ocio y fomentaba el deporte. En 1993 se inaugura la Residència i Centre de Dia a Profunds Julio Payàs y, un año más tarde, se impulsa la creación de la Fundació Tutelar Santa Maria de Comabella, que tutela las personas a las cuales les falta una familia. Actualmente atiende a 62 personas.
En 1995 se abre el Garden de AMPANS, una nueva sección del Centre Especial de Treball.
En el año 2000 se inaugura el nuevo Centre Ocupacional La Llum y, un año más tarde, ampliaba las áreas de trabajo a los sectores de la recogida selectiva y de desechos y mantenimiento urbanos.
En el año 2002 se inicia el Programa de apoyo de autonomía del hogar y el enclavamiento de 6 trabajadores con discapacidad a una empresa del Bages.
En 2005 se abre la Residència Els Comtals para personas con trastorno de conducta, y en 2006 se abríael primer hogar de niños y adolescentes con pluridiscapacidad y necesidades de apoyo especial.
En 2007, AMPANS saca al mercado su primer vino con DO Pla de Bages, elaborado en la finca Urpina, donada a la Fundación.
En el año 2008, AMPANS abre el restaurante El Canonge, en Manresa.
En 2010 la entidad se transforma en la Fundació AMPANS, con el objetivo de dotar a la organización de una mayor acreditación social y mejor garantía y seguridad patrimonial.
Actualmente, Ampans es un referente en la gestión y provisión de servicios a las personas con discapacidad. Cuenta con una plantilla de 600 trabajadores y da atención especializada a más de 1.400 personas y a sus familias.
Este año ha convocado la 5ª edición del Premi d'Investigació i d'Innovació sobre personas con discapacidad intelectual.

 

Les Medalles de la Ciutat al Mèrit

Les Medalles de la Ciutat al MèritEsportiu, Cultural, Artístic, Educati, Científic, Cívic y de la Solidaritat que otorga la ciudad de Manresa tienen por objeto premiar méritos extraordinarios que concurran en personas individuales, entidades o corporaciones por servicios y méritos en cada uno de estos campos, consiguiendo con sus hitos o mejoras en su favor y en el de la ciudad.

 

 

0 Comentaris

Encara no hi ha comentaris publicats. Sigues el primer en enviar-ne un.

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza cookies, tan pròpies com de tercers, per recopilar informació estadística sobre la navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Per a més informació consulti la nostra Política de privacitat.